Popstars del Nordeste – Banda Calypso

Banda Calypso

Joelma Mendes está lejos de ser una musa de la música pop o un sex symbol del nivel alcanzado por Britney Spears. Además, ninguna adolescente va a tener en la pared un afiche de Cledivan Farias, el Chimbinha –que tampoco compite por el título del Justin Timberlake brasileño. A pesar de no ser uno de los artistas fabricados para tener éxito, en 10 años de carrera la Banda Calypso logró vender más de 10 millones de discos y todavía convoca a multitudes a sus shows en Brasil.

En ese tiempo, el grupo formado por la pareja se convirtió en un fenómeno en Brasil. Creada en Belém, en la región Norte del país, la banda comenzó a grabar y vender discos de manera independiente, y empezó a atraer fans con una mezcla de ritmos caribeños, latinoamericanos y brasileños, como el calipso, la cumbia, la lambada y el brega (kitsch). El estilo de Joelma y Chimbinha no tardó en hacerse popular en el Norte y Nordeste de Brasil, pero también comenzó a llamar la atención en las grandes capitales, como San Pablo y Río de Janeiro.

El show en la “Fundição Progresso”, en Río, en un barrio históricamente ligado al samba y al rock, fue una prueba más del éxito de la Banda Calypso. El público era ecléctico: había desde fanáticos de la primera hora e inmigrantes a jóvenes modernosos que no tenían vergüenza de mostrar su entusiasmo con las músicas del grupo.

En la primera fila de la platea, estaba Josy, presidente del fan club Calypso Fest, que tiene sólo 14 miembros en todo Brasil. Bailando solo en un rincón de la casa de espectáculos, Francisco Da Silva Pereira, François, se emocionaba al contar que finalmente haría realidad su sueño de ver un show de la banda. La estudiante de derecho Carolina llevó su novio a rastras a Lapa para ver al grupo: “La semana pasada él me trajo a ver Little Joy y hoy vino a ver Calypso conmigo”.

Cuando Joelma y Chimbinha salieron al escenario, los gritos fueron ensordecedores, como si dos popstars internacionales estuvieran pisando Brasil por primera vez. De alguna manera, al menos para algunas personas, los dos son realmente popstars. Revoleando sus cabellos rubios, largos y ondulados, la vocalista de la banda sacudía el cuerpo y la cabeza frenéticamente, moviendo las caderas de minifalda y top, montada en unas botas con tacos de meter miedo. Casi un actor de reparto, Chimbinha se quedaba en un rincón del escenario, con una pose de guitar god, pero más sereno.

Calypso

Incómodas y nada serenas eran las coreografías de los bailarines de la banda, que hacían interpretaciones literales de las canciones o bailaban como si hubieran terminado de inventar los movimientos. Lo temible es que estaban todos coordinados –lo que significa que esa presentación casi colegial fue planeada y practicada durante muchas horas. En la platea, los fans imitaban los movimientos, bailaban al compás y revoleaban el cabello en éxtasis.

Con cada canción, los más aficionados ya vibraban con los primeros acordes, como si lograran distinguir el ritmo casi idéntico de hits reproducidos hasta el cansancio en las radios populares, como “Lua Me Traiu”, “Doce Mel” y “Acelerou”. Joelma agradecía a Dios y al público en todo momento. Jugar para el público es un arte apreciado por muchos músicos populares. Por lo menos, en este caso, el intento de agradar parece ser tan sincero que la relación entre el escenario y la platea parece ser mucho más estrecha que la de cualquier banda y sus fans.

Bookmark and Share

2 Responses to “Popstars del Nordeste – Banda Calypso”

  1. bruno sabias que sos un pasote picos donde no te da el sol te amo muaaaaaaaaaaaa

  2. KAREN dice:

    que paiLA ESTA REFEO MEJORAR OYO NOS VEMOS

Publicar un comentario